7 anécdotas curiosas en 25 años de festival

Un cuarto de siglo da para mucho. De ahí que hayamos querido escarbar en la memoria de FeMAUB para contaros 7 anécdotas curiosas en 25 años de festival.

1. Un oficio de difuntos sobrecogedor

En 2005 FeMAUB celebró un concierto de La Grande Chapelle basado en una reconstrucción del oficio de difuntos de la Catedral de México. La organización contó para la puesta en escena con Funerarias Curiel de Baeza, quien aportó un túmulo que había estado en uso hasta pocos años antes, sobre el que normalmente se colocaba un ataúd, y que se puso en mitad del escenario de las Ruinas de San Francisco, junto a un enorme crucifijo, cuatro grandes velas en candelabros funerarios y una iluminación de color púrpura. Causó tal impacto visual que cuando el público entró al espacio lo hacía con reservas, consiguiendo una puesta en escena cuanto menos sobrecogedora.

2. Un runner improvisado y a todo gas

En 2007 el público del festival disfrutó de un gran concierto de A Capella Portuguesa en el Salvador de Úbeda, espacio que llevaba muchos años cerrado y que constituyó toda una conquista por parte de la organización para llevarlo a cabo en este singular y patrimonial espacio. El concierto y la posterior cena se alargaron algo más de lo esperado con tan mala suerte que Greg Skidmore, uno de los cantantes, perdió un vuelo de vuelta, y necesitó de un runner improvisado. El director del festival lo llevó desde Úbeda hasta la Estación de Linares-Baeza en su coche a todo gas. El esfuerzo mereció la pena, ya que al final llegó y pudo coger el tren para partir hacia su destino.

3. Una misa-batalla con relámpago incluido

En 2008 el grupo británico The Tallis Scholars causaba un alto impacto en el público con una misa de estreno llamada “Misa-Batalla” en cinco movimientos de Francisco López Capilla en las Ruinas de San Francisco de Baeza. Era un día invernal en el que la lluvia tronaba con violencia sobre el cielo baezano. Tanto fue así que, en un momento sumamente interesante del concierto, se escuchó un trueno con relámpago incluido cuya luz se metió en el auditorio de lleno en plena noche, lo que causó un escalofrío en todo el público. La batalla también estaba librándose en las alturas e hizo acto de presencia en pleno apogeo musical.

4. Un resbalón indeseado y un concierto sin violín

Como vemos, 2008 fue un año dedicado a “Música y Guerra” y el programa contaba con un concierto de Forma Antiqva en Úbeda. Con un tiempo también belicoso en las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, con lluvia, niebla y viento, poco antes de la actuación, la mala suerte quiso que la violinista Lina Tur resbalara en la Calle Real de Úbeda cuando todavía estaba empedrada, con tan mala suerte de que se partió la muñeca. Obviamente, no pudo actuar en el concierto previsto, que se dio sin su violín. Por suerte se recuperó de la lesión y pudo continuar su carrera musical.

5. El santo al cielo y como consecuencia, el encierro

Los organistas son músicos muy peculiares y de una gran inteligencia musical, que les permite ser muy adaptativos para acompañar a coros y formaciones de todo tipo, improvisar y actuar en solitario manejando instrumentos muy distintos. De ahí que, normalmente, lleguen unos días antes al festival para preparar su concierto en el órgano de referencia de FeMAUB, ubicado en la Iglesia de San Andrés de Baeza, instrumento que se incorporó al festival en 2007, tras su flamante restauración. Durante un par de años, en pleno ensayo, al organista de turno se le fue -y nunca mejor dicho- “el santo al cielo”, alargando la sesión de pruebas más allá de lo previsto, y aunque por cuestiones de seguridad se le abre la puerta para acceder y se cierra, para una vez terminado el ensayo volver a abrirla, en un par de ocasiones nadie volvió a abrirle y en mitad de la noche la organización recibió varias llamadas “de auxilio” del organista para ir a abrirle la puerta del templo.

6. Canto gregoriano de madrugada y genuflexiones improvisadas

En 2019, la Schola Gregoriana del Pontificio Instituto de Música Sacra de Roma, habituales de la Capilla Sixtina, ofreció un concierto de canto gregoriano que arrancaba justo en la medianoche. El programa que planteaban (una reconstrucción litúrgica de la vigilia a la Inmaculada) fue excesivamente largo y en los ajustes finales para acortarlo el minutaje se perdió. Y así pasó el tiempo: una hora, hora y media, dos horas. Tanto se alargó que uno de los asistentes más fieles del festival aprovechó la ocasión para echar “una cabezadita” apoyándose en su bastón, con tan mala suerte de que la escena causó que sus compañeros de banco comenzaran inevitablemente con una risa nerviosa. Uno de ellos, al terminar el concierto, no pudo sino comentarle al susodicho: “¿Qué te ha pasado, que te has puesto en mitad del concierto a hacer genuflexiones?”. Tanta es la fidelidad del público del festival que el hombre aguantó a duras y maduras allí todo el concierto ya de madrugada… genuflexiones incluidas.

7. Un botijo con mucho ritmo

Uno de los encantos de FeMAUB es la gran variedad de instrumentos que protagonizan cada espectáculo. Y uno de los momentos que mejor ejemplifican esto fue el vivido en el concierto de clausura de 2007 con Camerata Iberia. Era un domingo por la mañana y el elenco contaba con el gran Pedro Estevan, un referente de la percusión antigua, que traía sus instrumentos en una manta para conservarlos durante el viaje. Cuál fue la sorpresa del público cuando de entre aquellas telas Estevan sacó una vasija similar a un botijo. Nadie creía que fuera capaz de sacar sonoridad alguna a tal objeto. Mucho se equivocan. De esta suerte de vasija, que parecía invitar al trago fresco más que a un concierto sobrecogedor, surgieron multitud de tonalidades, mientras Estevan la tocaba por varias de sus zonas. Más agudos, más graves, todos ellos sonidos singulares. Un instrumento increíble que sorprendió a propios y extraños en el colofón de una edición mítica de FeMAUB.

Si vienes al festival, compra tu entrada en https://festivalubedaybaeza.com/informacion-y-reservas-2021/, o si prefieres vivir una experiencia más completa, con descuentos en alojamientos, visitas guiadas y la entrada a conciertos del festival, no te pierdas el Pack Turístico que hemos preparado con la Asociación TUBBA: https://festivalubedaybaeza.com/pack-turistico/.

Deja una respuesta